¿Provoca el ejercicio daño en el cartílago de la rodilla?

“Somos lo que hacemos día a día, por lo tanto, la excelencia no es un acto sino un hábito” Aristóteles. Muchas son las personas que por culpa de un dolor de rodilla dejan de realizar su práctica deportiva o de ocio preferida. Tenemos asociada la creencia de que determinados ejercicios o actividades pueden ser perjudiciales para nuestras estructuras. Pero ¿qué hay de cierto en todo esto?

En esta nueva entrada del blog, nos vamos a centrar en una de las articulaciones diana que sufre este mantra tan repetido en nuestra sociedad; la rodilla y su cartílago articular.

El ejercicio es bueno para prevenir y tratar lesiones del cartílago articular de la rodilla.

Así de primeras vamos a decir que SÍ. El ejercicio por normal general va a ser bueno para nuestras rodillas, tanto para prevenir dolores por desgaste o degeneración ósea, como para tratar diversas patologías asociadas al desgaste articular o a la degeneración de diversos tejidos.

En la entrada de hoy, vamos a hablar sobre todo de una estructura que frecuentemente genera cierta preocupación en las personas que sufren dolor de rodilla. Esta estructura es el cartílago articular.

Para contextualizar bien todo la información lo primero que vamos a realizar como solemos hacer, es definir esta estructura.

El cartílago articular de la rodilla “es un tipo de tejido conjuntivo especial que permite el correcto movimiento de la articulación. Se trata de cartílago hialino con un contenido alto de agua, conformado principalmente por una matriz de colágeno, proteoglucanos (en estrecha relación con el agua) y condrocitos” Ch. Glaser. Por lo tanto el cartílago es una estructura que recubre las superficies óseas de la rodilla. En este caso concretamente hablamos de la rótula, los cóndilos femorales y la meseta tibial. 

El cartílago articular de la rodilla tiene las siguientes funciones:

1.- Soportar y distribuir las cargas de nuestro peso corporal y las que se puedan añadir.

2.- Proporcionar un movimiento suave de deslizamiento entre las superficies articulares. 

La lesión o daño en el cartílago articular es el primer estadio que encontramos en la artrosis de rodilla. Las lesiones del cartílago se han clasificado en cuatro grados dependiendo de la afectación y degeneración del mismo. 

Pero en esta entrada del blog, lo que queremos analizar es la posibilidad de prevenir y en el caso de que aparezcan  el tratamiento de las lesiones en el cartílago articular de la rodilla. 

La fisioterapia va a jugar un papel importante en el tratamiento y la prevención de estas lesiones. Pero por las funciones que desempeña, la etiología de las lesiones, la ayuda de otros profesionales sanitarios va a ser esencial. 

En primer lugar, se ha observado que en un alto porcentaje las lesiones del cartílago articular se dan en personas que sufren sobre peso y obesidad. Debido a este sobre peso y obesidad, por normal general estas personas suelen tener unos niveles de actividad muy bajos. Por lo tanto también el sedentarismo es una de las causas que producen lesiones a nivel del cartílago articular.

Todavía no se han encontrado evidencia relevante y suficiente como para correlacionar los ejercicios de impacto repetitivo en población capacitada con las alteraciones y daños en el cartílago articular.

Por lo tanto para prevenir la aparición de daños en el cartílago va a ser necesario estar en un peso corporal adecuado y mantener unos niveles de actividad física importantes. Para ello podemos acudir a profesiones especializado en nutrición humana y dietética y por supuesto a compañeros especializados en actividad física y deporte. 

En cuanto al papel de la fisioterapia, el tratamiento principal para prevenir y tratar las lesiones del cartílago articular, va a ser el ejercicio terapéutico. Desde nuestro área vamos a analizar las posibles alteraciones del movimiento que puedan producirse en la rodilla. Así mismo también valoraremos la movilidad de la cadera y las compensaciones que se puedan estar produciendo a nivel de la columna lumbar. 

Como ya hemos explicado al principio una de las funciones principales del cartílago va a ser la de facilitar el movimiento articular. Nosotros los fisioterapeutas como especialistas en el movimiento humano vamos a pautar una serie de ejercicios y movimientos para facilitar la nutrición intrínseca del cartílago. Con estos movimientos por lo tanto el cartílago va a mejorar su composición y así mismo va a poder realizar sus funciones de mejor manera. También con estos ejercicios que nosotros pautemos vamos a conseguir favorecer el estímulo de soportar carga del cartílago, por lo que vamos a mejorar también otra de sus funciones principales. 

El ejercicio terapéutico no daña la salud del cartílago articular.

En contra de la creencia popular y la visión biomédica, el ejercicio terapéutico junto con la nutrición para controlar el peso corporal y el deporte controlado será el primer tratamiento a elegir si queremos prevenir la aparición de daños en el cartílago y así mismo nos va a resultar útil para tratar las lesiones del mismo.

Como siempre os diré, cuando me despida de vosotros,
¡Salud y Vida! 

Escalas de valoración en fisioterapia.

“ La importancia de tener puntos de referencia y valores sobre los que contrastar la información obtenida, hace más científica la fisioterapia” Profesor Anónimo de