Fisioterapia en la rehabilitación post covid19.

“El aire es tu alimento y tu medicamento” Aristóteles. Cuando en la carrera avanzas en el camino, vas superando cursos y asignaturas, llega una materia que no nos suele hacer mucha gracia: la fisioterapia respiratoria. No la solemos ver como una herramienta muy eficaz en nuestro día a día; pero qué equivocados estábamos en aquellos años universitarios, porque la fisioterapia respiratoria está ahora más en auge que nunca y se ha convertido en una herramienta muy utilizada por los fisioterapeutas en esta pandemia que hemos vivido a nivel global.

Cómo utilizamos la fisioterapia en la rehabilitación tras haber padecido el covid19.

En los últimos dos años, hemos tenido una cantidad de información sobre el virus del covid19 abrumadora. Nos hemos cansado de escuchar en la radio, en la televisión, leer en los diferentes medios sobre como afectaban a nuestras vías respiratorias la dichosa enfermedad que ha ocupado gran parte de nuestras vidas durante los dos últimos años.

 

Hablando con médicos y enfermeros que trabajan en las UCI de los hospitales, son muchos los que han alabado la labor de los fisioterapeutas en aquellas personas que estaban afectadas con neumonías severas en las plantas de los hospitales.

 

La labor del fisioterapeuta en estas unidades, se centra en trabajar la respiración de estas personas, además de movilizar todo el cuerpo de los pacientes que se encuentras encamados.

La fisioterapia respiratoria consiste en un conjunto de técnicas que ayudan a los pacientes a respirar mejor, a movilizar las secreciones mucosas que se almacenan en el pecho y a tener una conciencia de la musculatura inspiradora y espiradora.

 

Pero cuando gracias al trabajo hospitalario las personas son dadas de alta, tiene que volver a sus casas y a sus vidas cotidianas. Y en esa fase de la rehabilitación también entra en juego el fisioterapeuta. En muchas ocasiones las personas tienen secuelas del virus, pero en otros muchos casos el virus no deja secuelas, aunque también es muy recomendable trabajar con fisioterapia respiratoria.

 

Dependiendo del grado de afectación respiratorio que tengan las personas, vamos a comenzar el trabajo desde una fase concreta.

Por norma general, siempre los ejercicios van a seguir esta progresión:

1.- Re-aprender el patrón respiratorio normal.

2.- Aumentar la capacidad respiratoria basal.

3.- Fortalecer la musculatura inspiradora y espiradora.

 

Cuando nos enfrentamos a una persona que necesita de fisioterapia, lo primero que tenemos que hacer es una historia clínica completa. Posteriormente vamos a realizar una valoración de los hábitos respiratorios, la capacidad pulmonar y la mecánica ventilatoria. También necesitamos saber cómo se encuentran los músculos encargados de la respiración y sobre todo en este punto es necesaria una valoración del músculo por experiencia de la respiración, el diafragma.

 

Una vez realizado todo este proceso, necesitamos acordar con la persona que acude a nuestra consulta, un plan terapéutico, tanto en casa como en la consulta.

 

La rehabilitación en consulta, se va a centrar en enseñar a la persona a controlar su mecánica ventilatoria, a relajar y contraer los músculos encargados de la respiración y una fase de entrenamiento contra-resistencia.

 

El trabajo de fisioterapia respiratoria en el domicilio va a consistir en poner en práctica todo lo aprendido en consulta, siguiendo una serie de ejercicios propuestos por el fisioterapeuta y que van a seguir una progresión en dificultad determinada. En esta fase, va a ser muy importante que la persona tenga un diario donde poder recoger lo que va sintiendo en cada ejercicio. Dificultades a la hora de realizar el ejercicio, problemas en la mecánica ventilatoria o ejercicios que se realizan sin dificultades.

También vamos a recoger en este diario, la percepción del esfuerzo percibido en el esfuerzo a la hora de realizar los ejercicios. Esto consiste en anotar en una escala numérica, por norma general del 0 al 10, que grado de esfuerzo nos ha supuesto la realización de cada ejercicio; siendo 0 la realización del ejercicio sin ningún tipo de esfuerzo, siendo 5-6 un grado alto de dificultad y a partir de 8-9-10 una dificultad imposible de realizar el ejercicio.

Con la fisioterapia respiratoria conseguimos volver a una vida normal.

 

Cuando llegamos a las sesiones de fisioterapia respiratoria tras haber sufrido la covid19, buscamos mejorar nuestra capacidad y patrón ventilatorio. Para ello tras realizar toda la valoración y exploración, vamos a necesitar un programa de ejercicio terapéutico y de una serie de técnicas de fisioterapia para mejorar toda la respiración.

 

Tiene que ser una propuesta consensuada entre fisioterapeuta y paciente, para conseguir una alianza terapéutica y que los resultados sean satisfactorios.

Como siempre os diré, cuando me despida de vosotros,

¡Salud y Vida! 

Escalas de valoración en fisioterapia.

“ La importancia de tener puntos de referencia y valores sobre los que contrastar la información obtenida, hace más científica la fisioterapia” Profesor Anónimo de